“Mi hogar es mi escuela” Capitulo 19 Los secretos buenos y secretos malos

0
264
"Mi hogar es mi escuela" Capitulo 19 Los secretos buenos y secretos malos

“Mi hogar es mi escuela” Capitulo 19 Los secretos buenos y secretos malos

 

 

 

 
TIEMPO
CRISTAL: Hola chicos, qué pena la hora.
JUAN DAVID: Tranquila Cristal, respira.
CRISTAL: Sí, voy a servirle comidita a Pancho, regreso y arrancamos.
ABRAHAM: Dale.
ABRAHAM: ¿Algo le pasó no?
JUAN DAVID: Sí estaba rara.
ABRAHAM: Le preguntas tú o le pregun…
CRISTAL: Tolis
JUAN DAVID: ¿Todo bien Cris?
CRISTAL: Pues la verdad no chicos.
ABRAHAM: ¿Qué pasó?
CRISTAL: Fuimos a pasear al parque a Panchito y Lulú, con mi amiga Macarena, como hacemos todas las tardes.
ABRAHAM: Ujum
CRISTAL: Estábamos normal cuando Macarena tiró el huesito de Lulú y voló muy lejos, y fue a dar a los zapatos de un vecino que siempre está allá, también con su perrito. 
JUAN DAVID: Siii 
CRISTAL: Resulta que Macarena, se acerca a recoger el huesito y este señor le dice que él tiene muchos más juguetes de perros y que si ella quiere se los regala, pero que debe ir en secreto a su casa.
JUAN DAVID: ¿Cómo así?
CRISTAL: Así como oyes, le dijo que me dejara en mi casa y que no le contara a nadie, y luego fuera a la casa de él por los juguetes.
ABRAHAM: Uyyy qué miedo chama y ¿tú no te diste cuenta?
CRISTAL: Todo sucedió en un segundo, además nunca había pensado mal del vecino. 
JUAN DAVID: Y ¿qué hizo Macarena?
CRISTAL: Pues tuvo mucho miedo, pero le dijo que no podía ir sola a su casa, y luego vino y me contó lo que sucedió.
JUAN DAVID: Hizo bien en contar. Que bueno que confió en ti. ¿Y tú qué hiciste?
CRISTAL: Se lo contamos inmediatamente a doña Rosario, la mamá de Macarena, que ya está hablando con mi mamá sobre la urgencia de activar una red de cuidado en nuestro barrio.
JUAN DAVID:  Jum esa historia se parece a la de otra amiga. Es más común de lo que pensamos pero NO es normal, hay que prevenirlo. 

¿Qué les parece si hablamos sobre ese tema en el programa de hoy?

CRISTAL: Sí, arranquemos presentando algunas situaciones de riesgo y peligro. 
ABRAHAM: Esooo
JUAN DAVID: Entonces va: un, dos, tres ¡grabando!
CRISTAL: En el bus un desconocido empezó a acariciarte y sentiste miedo.
JUAN DAVID: Tú vecino te invitó a su casa, pero te pidió que no se lo dijeras a nadie y sentiste miedo.
ABRAHAM Una señora en el paradero te dijo que estabas muy lindo de una forma que te hizo sentir incómodo.
CRISTAL: Un tío subió a tu habitación y de un momento a otro te puso una mano en la rodilla y te sentiste incómodo.
JUAN DAVID: Los casos que presentamos son unos de las muchos que están relacionados con la explotación, acoso y abuso sexual infantil.
ABRAHAM: Como ven, algunos secretos no se pueden guardar, algunas caricias no se pueden recibir y a algunas propuestas debemos decirles no.
CRISTAL: Además, en los cuatro casos, las emociones y los sentimientos juegan un papel fundamental, pues nos indican que algo no anda bien y que debemos actuar.
JUAN DAVID: Así que la invitación es a no tener pena de sentir miedo, inseguridad, incomodidad o desagrado, pues son señales de alerta, de A LAR MA.
CRISTAL: Es como la forma que tiene el cuerpo de advertirnos que estamos en riesgo, de que algo no anda bien, y que debemos, AC-TU-AR, rechazar, hablar…
ABRAHAM: ¿Y hablar con quién?
JUAN DAVID: Con mamá, papá, la persona a cargo de nuestro cuidado, un amigo, amiga, alguien de mucha confianza, y que nos preste mucha A-TEN-CIÓN, a lo que vamos a contarle. 
CRISTAL Si sientes ese peligro, corre y avisa, lo que te acaba de ocurrir.
ABRAHAM Corre y avisa como te explicamos en este cuento que vamos a escuchar y que se llama: “Correr y contar”, dedicado a prevenir el abuso sexual en niñas, niños y adolescentes.
JUAN DAVID Agradecemos a los amigos y amigas de EDEX que nos comparten este cuento.
ABRABAHAM Correr y contar.
CRISTAL Y justamente para seguir conversando y diferenciar los secretos que son buenos de los que son malos, vamos a escuchar a nuestros oyentes.

SÍ, aquí en nuestra sección Sabias Palabras.

ABRAHAM Y ahora nos vamos hasta la jungla, para aprender de las leyes de la naturaleza y el cuidado como parte clave de la prevención al peligro. 
JUAN DAVID Así es, mi amigo Abraham, tenemos mucho que aprender de la naturaleza. Por eso, te invito a darle paso a nuestra sección Los Secretos de la mochila.

CONTROL

( Sonido Jungla lo deja de fondo mientras habla la narradora )

NARRADORA: Hoy presentamos  EWTA– en wayuunaiky significa “cuidar con amor”. 

 

NARRADOR:  Sami viene en medio de una tropa de loritos samarios que viajaron por la ciudad, haciendo un recorrido en medio de la cuarentena que viven los humanos, mientras tanto, en la jungla de Aluna viven otra cuarentena generada por los incendios forestales y la contaminación que provocan algunos seres bípedos, cuando pasan por los ríos y la jungla. 

 

SAMI: (llamando fuerte)  Aluna, Aluna, ven y llama a quienes estén contigo, que les traigo noticias del mundo de los humanos, corran que estoy que me cuento, son historias de terror, me dan hasta escalofríos. 

TITÍ:  Oye Aluna, escucha, vamos a ver ahora con  qué cuento nos sale el Sami, el noticiero ambulante de nuestra jungla.  

ALUNA: (Advertencia) No Tití deja ese comentario,  y más bien vamos a ponerle atención a los mensajes de nuestro querido lorito Sami.

 

SAMI: (COMO SACANDO PECHO). Mis hermanos y hermanas de la Jungla de Aluna, vengo de la ciudad, estábamos con mi familia de loros comiendo mangos deliciosos en las huertas de algunas casas y nos enteramos de algo terrible. 

TITÍ: (REGAÑON) Ya ya Sami, déjate de rodeos, de mangos dulces y salados y más bien cuéntanos que es lo que está pasando. 

SAMI: (Dramático) Estos ojitos lorunos fueron testigos de cómo tenían a varios animales de la jungla torturados en diferentes casas. 

 

SANTA: (INTRRUMPE) Oiga, deje pues el rodeo que me hizo dar miedo, mano. Cómo es la vaina esa de la tortura, suéltela pero ligerito. 

ALUNA: (PAUSADA) Mis queridos amigos y amigas conserven la calma y escuchemos con atención a Sami. Continúa, por favor.

SAMI: (Con Suspenso y al final con tristeza)  Resulta que nos fuimos acercando y vimos un grupo de cuatro loritos samarios como yo, los tenían encerrados en una jaula chiquitica, todos eran pichoncitos, eran unos bebés prácticamente y cuando nos vieron gritaban para que les ayudáramos. 

TITÍ: Ay no, eso me hace acordar de la historia de mi Tío TiTón, cuando unos humanos se lo llevaron a la fuerza, dicen que lo amarraban en un árbol con unas cadenas. 

ALUNA: Estas historias nos ponen muy tristes, pero es muy importante que estemos enterados todos y todas de lo que nos puede suceder, esto realmente es un abuso contra toda la familia de la jungla. 

SAMI: Y cómo les parece que un hombre se acercó a la jaula, sacó un lorito y lo empezó a apretar y pasarle la mano por encima de las plumas,  me tocó ver cómo algunas se cayeron y otras perdieron su brillo. 

ALUNA: Vamos a buscar en mi Mochila, a ver qué secreto nos puede compartir sobre lo que está sucediendo. 

 

ALUNA: Aquí veo en mi cristal de la verdad la palabra de los hermanos Wayúu, EWATA, que quiere decir cuidar con amor; no abusar del poder, ni de los más indefensos. 

SANTA:  Así es, no podemos permitir, que porque nos vean pequeñas, se aprovechen de uno. Mire nosotras como cuidamos a nuestras bebés hormigas, les damos amor, alimento, les enseñamos a protegerse y a no dejarse tocar de seres ajenos al hormiguero. 

ALUNA: Así es mi Santa, por eso en las leyes de la jungla no está permitido que las especies diferentes se acerquen a otras para tocarlas sin su permiso o consentimiento, a no ser que sea para salvarlas de un peligro. 

SAMI: ( INVITANDO) Tenemos que idear un plan para salvar a mis hermanos loritos, porque esas supuestas caricias de los humanos les están haciendo daño. Los bípedos tienen que aprender a respetar a los animales de nuestra jungla. 

ALUNA: (ACONSEJANDO) Definitivamente, hay que saber cuando las expresiones de cariño y amor son reales, y cuando tienen una intención de hacer daño. (ENFATICA) Están advertidos y  saben que ni siquiera, un adulto de nuestra misma especie, puede tocarnos de una manera que no nos haga sentir incómodos, no deben quedarse callados. ¿Amigos y amigas de la jungla,  que debemos hacer? 

SANTA: ( ACELERADA) Eso de una tenemos que hablar y delatar al que nos está  abusando, hay que abrir la boca y denunciarlo ante las autoridades de la selva.  

SAMI: (Cordial) Así es, contarle de primera mano a un adulto de confianza, o alguien que nos preste atención, que nos haga sentir seguros, y si no se toman medidas urgentes, ir a donde la maestra Aluna para que el caso se exponga en el tribunal de la jungla. 

ALUNA: (ACONSEJANDO) Entonces ya saben mi gran familia de la Jungla, debemos atender las normas, cuidarnos con amor y con respeto, ni que me abusen ni tampoco yo abusar a los demás, porque al que sobrepase, las leyes se le van a aplicar.  

SAMI: (Interrumpe) EWTA EWTA a cuidar con amor y respeto. 

Coro Animales ( En copla y con música) 

EWTA EWTA  a  cuidar con amor y ternura

teniendo en cuenta siempre el respeto

Porque el verdadero amor todo lo cura

Y si el abuso en la jungla te pone en aprietos

Ya todos y todas estamos informados

Que si un adulto abusador se acerca a tocarnos

Le vamos a contar a nuestros seres amados

Que el tribunal le investigue, para poder juzgarlo

EWTA EWTA  en la jungla de Aluna todos nos cuidamos

Desde el más grande hasta el pequeño

Vivimos en familia y con amor nos respetamos. 

CRISTAL: Para finalizar queremos invitarlos a fortalecer el diálogo al interior de casa, barrio y colegio. A crear en cada lugar comités de prevención y atención de casos de acoso y abuso infantil. 
JUAN DAVID: Una comunidad fuerte y unida, es una comunidad sana.
CRISTAL: (puede ser a varias voces) Y nos vamos despidiendo con este mensaje:

Hay caricias como flores

que nos hacen sentir muy bien.

Hay caricias como espinas

que nos incomodan y nos hacen daño.

Siente la diferencia.

Confía en lo que sientes.

Confía en tus emociones.

El miedo es tu mejor alarma.

También las otras emociones.

ABRAHAM: Gracias Cristal y a ustedes por sintonizarnos.
 

 

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.